La FINA prohíbe a Anita Álvarez, la nadadora que se desmayó, participar en la final por equipos en los Mundiales

El conjunto estadounidense y la nadadora habían acordado que disputaría la rutina libre pese a su desmayo en el solo libre del pasado miércoles.

La Federación Internacional de Natación (FINA) ha comunicado esta mañana al equipo de natación sincronizada de Estados Unidos que excluye a la nadadora Anita Álvarez de la final de la rutina libre por equipos prevista para hoy a las cuatro de la tarde en los Mundiales de Budapest, según confirman fuentes del equipo estadounidense. La selección de natación artística de EEUU había resuelto que Anita Álvarez se reincorporaría a la competición tras sufrir un desvanecimiento que amenazó con ahogarla al término de la final del solo libre que se disputó el pasado miércoles por la tarde.

El incidente registrado en una espectacular serie fotográfica de la Agencia France Presse generó un creciente estado de alarma en los organizadores de los Mundiales. En la mañana del miércoles, el médico responsable de la salud de los deportistas en las piscinas de Budapest, el doctor Bela Merkely, declaró a un medio local húngaro que Anita Álvarez no estaba fisiológicamente preparada para soportar la exigencia de las pruebas de la natación artística al máximo nivel. “Hay diferentes tipos de atletas. Algunos toleran bien que la cantidad de oxígeno y dióxido de carbono varíe en su organismo. Pero hay quienes son más sensibles a esto, y Anita Álvarez es una de estas personas. Probablemente la natación sincronizada no sea para ella”, expresó el doctor Bela, en referencia a los largos periodos de apnea que deben tolerar los nadadores de las pruebas de sincronizada.

Andrea Fuentes, la seleccionadora española del equipo de Estados Unidos, los médicos de la federación americana y la nadadora Anita Álvarez, que también es la capitana del conjunto norteamericano, habían consensuado este jueves la participación en la final de la rutina libre colectiva de hoy. “Quiero terminar estos Mundiales con la cabeza alta”, declaró la nadadora este jueves. “Quiero estar con mis compañeras en la final, no las quiero decepcionar”, añadió.

La nadadora de 25 años lloró junto a sus compañeras cuando le informaron que no la dejarían competir. Eran cerca de las dos de la tarde, tres horas antes de la final. “Anita tenía el moño hecho”, dijo Andrea Fuentes. “Estaba lista para nadar y cuando supo la noticia se sintió muy frustrada. Pero entiendo que FINA no quiera arriesgar ni la salud física ni mental de nadie. Yo quería respetar la decisión de Anita y del equipo, y ellas querían que Anita nadara. Pero tenemos que respetar también a la organización. Se lo dije a ella: ‘Tu misión es ayudar a tus compañeras’”.

Anita Álvarez se abrazó a cada una de las ocho compañeras que saltaron a la piscina, mientras se preparaban a la sombra de un olmo en la Isla Margarita. Las lágrimas se mezclaron con el agua y con el maquillaje durante el cuarto de hora que duró la final y su epílogo. La sustituta fue la fornida Yujin Chang, que tuvo que improvisar la rutina a toda velocidad. “Si miras las grabaciones de las cámaras subacuáticas”, contó Chang, al salir de la piscina, “verás que mis compañeras me empujaban para colocarme en el sitio correcto, porque me costó encontrar mi lugar en las figuras”.

Estados Unidos obtuvo 87.466 puntos en la final, frente a los 88.300 logrados con Anita Álvarez en la sesión preliminar. La diferencia en la calificación de los jueces supuso el descenso del octavo al noveno puesto en el ránking.

Con información de El Pais.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s