Video|Normalistas atacan con petardos a la Guardia Nacional en caseta de Palo Blanco; hay 14 elementos heridos.

Normalistas de Ayotzinapa arrojaron petardos a los agentes de la Guardia Nacional que impidieron la toma de la caseta de Palo Blanco de la Autopista del Sol

Como cada fin de semana normalistas de Ayotzinapa llegaron a la Autopista del Sol para intentar tomar la caseta de Palo Blanco.

Los estudiantes de la Normal Rural ‘Raúl Isidro Burgos’ llegaron a bordo de al menos 11 autobuses.

Fueron recibidos por elementos de la Guardia Nacionaly policías estatales de Guerrero, quienes los encapsularon.

Agresión de normalistas a Guardia Nacional en caseta de Palo Blanco. Foto de EFE.

Los normalistas pidieron a las autoridades que los dejaran ‘volantear‘ durante una hora y media, bajo la promesa de retirarse después.

Aunque las autoridades negaron la petición se acordó el retiro de los manifestantes, pero estos arrojaron petardos a los guardias nacionales e inclusive a reporteros.

De acuerdo con la Guardia Nacional, 14 elementos resultaron heridos con contusiones, quemaduras en el cuerpo y uno de ellos con fractura de tibia, a los que ya se les brinda atención médica.

Debido a la presencia de los normalistas Caminos y Puentes Federales (Capufe) informó el cierre de la autopista Cuernavaca-Acapulco, a la altura de la caseta de Palo Blanco.

El tránsito fue desviado hacia la carretera libre, para quienes intentan llegar a Acapulco.

Un tráiler evadió el desvío y cruzó a toda velocidad la caseta, obligando a policías a romper su valla.

Una vez que atravesó la caseta se impactó contra un puesto de servicio turístico. Se presume que la pesada unidad había sido intervenida por los normalistas para “aventarla” sin conductor.

Varios minutos después los normalistas de Ayotzinapa se retiraron, manteniéndose el cerco de la Guardia Nacional en la Autopista del Sol.

En semanas recientes, los normalistas han utilizado de forma creciente la toma de casetas para exigir justicia por los 43 estudiantes que desaparecieron el 26 de septiembre de 2014 en Guerrero, en el sur de México.

La gobernadora de Guerrero, Evelyn Salgado, ha afrontado crecientes presiones por la toma de casetas, por lo que este jueves pidió a las fuerzas federales resguardarlas de “vándalos” que las usan para adquirir dinero.

La presión también ocurre porque este fin de semana en México es el puente festivo de la Constitución, por lo que la autopista a la popular playa de Acapulco será una de las más transitadas.

Aunque el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha prometido resolver el caso desde que llegó a la presidencia en 2018, aún se desconoce el paradero de los jóvenes.

El Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018) promovió la “verdad histórica” que señalaba que los estudiantes fueron detenidos por policías corruptos en Iguala y entregados al cartel Guerreros Unidos, que los mató e incineró en un basurero de Cocula.

Pero la Administración de López Obrador ha desmentido esa “verdad”, al coincidir con familiares y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), que señaló que los cuerpos no pudieron ser quemados en ese lugar.

Con información de Foro Tv y EFE

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s