Ómicron se ‘apodera’ de Texas: casos que requieren cuidados intensivos suben casi 90%.

Solo esta última semana, se sumaron más de 51 mil contagios, de acuerdo con datos del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas.

Laredo, Texas.- A medida que los contagios por COVID-19 y la nueva variante ómicron aumentan en Texas, las hospitalizaciones por la enfermedad también, y a la vez, la escasez de personal médico.

Y es que este estado es uno de los que presentan menores índices en las tasas de vacunación en todo el país, y al sumarle que son miles de ciudadanos que se rehúsan a usar mascarilla y los mandatos impuestos por el gobierno estatal respecto a los cuidados en la pandemia, la situación se vuelve un caos.

Aunque para quienes sí han atendido el llamado a vacunarse contra el COVID-19, los síntomas de ómicron son más leves, por la naturaleza de rápido contagio de la variante, cada día se suman miles de texanos a la lista de contagiados, de los cuales, los no inmunizados resultan ser los más graves. De esta manera, ya comienza una crisis en muchos hospitales del estado.

Tan solo esta última semana, se sumaron más de 51 mil contagios, de acuerdo con datos del Departamento de Servicios de Salud del Estado de Texas (DSHS, por sus siglas en inglés). Además, las hospitalizaciones por la enfermedad aumentaron a más de 11 mil 500.

A su vez, la ocupación de camas en cuidados intensivos en más de 500 hospitales del estado se disparó hasta 87 por ciento. Esto se ha vuelto un desafío para el personal de salud, pues hay muchos que han dado positivo a la enfermedad y por ello se encuentran en cuarentena. Esto reduce los números de enfermeros, camilleros y médicos disponibles en los hospitales para atender a los pacientes.

El Centro Médico Southwestern de la Universidad de Texas proyecta que, si la población vuelve a los patrones de comportamiento descuidado, las hospitalizaciones podrían alcanzar números aún más altos y se podría repetir la situación del pasado septiembre de 2021 cuando los hospitales estaban tan llenos que se tuvieron que colocar tiendas de campaña fuera de las instalaciones.

De acuerdo con datos del Centro Médico Regional de Hereford, todos los casos que requieren hospitalización son porque no están vacunados e incluso han tenido que recurrir al uso de ventiladores.

Los funcionarios de dicho hospital han trabajado de la mano del estado para asegurar personal adicional y reabastecimiento de suministros de medicamentos críticos, los cuales también presentan retrasos debido a los problemas con la cadena de suministro global.

Con información de El Financiero.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s