La FGR pone a Santiago Nieto en la mira e involucra a su esposa en investigación.

La Fiscalía General de la República abre carpeta contra el extitular de la UIF por la compra de inmuebles. López Obrador defiende el procedimiento, pero confía en la honorabilidad del exfuncionario.

La Fiscalía General de la República abrió en diciembre una investigación al extitular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda, Santiago Nieto, y a su esposa, la consejera del Instituto Nacional Electoral Carla Humphrey. La Policía Federal Ministerial solicitó a la Secretaría de la Función Pública, la dependencia gubernamental encargada de fiscalizar la actuación de los funcionarios, información patrimonial del antiguo responsable de la lucha anticorrupción del Ejecutivo y amplió sus requerimientos a su núcleo familiar más estrecho. Nieto fue señalado hace un mes por la compra de inmuebles y un coche de lujo que pueden sugerir enriquecimiento ilícito. Este se defendió al afirmar que lo único que aumentaron son sus deudas, pero las indagaciones de la Fiscalía confirman que el organismo, dirigido por uno de sus rivales dentro la cuarta transformación, Alejandro Gertz, le tiene bajo la lupa.

El oficio, enviado el 20 de diciembre a la Secretaría de la Función Pública por orden de la ministerio público Emma Vázquez Martínez, pide actuar “con carácter urgente y confidencial para que en un término de 48 horas, a fin de que se realice una búsqueda exhaustiva en sus bases de datos y archivos con los que cuenta su dependencia, con la finalidad de verificar si cuenta con registros de domicilios y/o cualquier otra información a nombre de las siguientes personas: Santiago Nieto Castillo y Carla Astrid Humphrey Jordan”. El documento, adelantado por Milenio, aclara que todos los datos recabados integrarán la carpeta de investigación y urge a enviarlos a las oficinas de la Policía Federal Ministerial ubicadas en la avenida Casa de la Moneda “con el fin de agilizar las indagatorias que requiere el Sistema Penal Acusatorio”.

Nieto, hasta el pasado noviembre uno de los hombres de confianza de Andrés Manuel López Obrador, tuvo que renunciar en medio de la polémica por su boda con Humphrey celebrada en Guatemala, precisamente después de que la Fiscalía abriera un expediente por el hallazgo de 35.000 dólares no declarados en un avión privado. El presidente sugirió que la Secretaría de la Función Pública podía encargarse de esclarecer el caso. “Él ha estado explicando que eran créditos y le convendría que se aclarara formalmente. Le creo que fue por créditos, pero como estuvo en funciones combatiendo la corrupción…”, dijo cuando se conocieron los señalamientos.

Este viernes ha recalcado que se trata de “un asunto que tiene que ver con la Fiscalía”. “Así como le tengo confianza al fiscal, Alejandro Gertz Manero, y a Santiago Nieto, y son seguramente procesos que tienen que desahogarse. Si hay una denuncia tienen que hacerse unas diligencias, pero eso no significa que el señalado sea culpable y en este caso no creo que Santiago esté involucrado en actos de corrupción ni ningún acto de abuso de autoridad”, ha afirmado el presidente durante la conferencia de prensa mañanera.

En diciembre una investigación periodística apuntó también al fiscal general la supuesta adquisición de 122 coches, según un expediente de la UIF. El cruce de acusaciones alimentó las especulaciones sobre la inquina entre dos de las figuras más simbólicas de la Cuarta Transformación, lo que siempre había sido un secreto a voces. López Obrador siempre ha evitado pronunciarse abiertamente al respecto y este viernes ha sorteado una pregunta con una reflexión sobre la naturaleza humana. “Somos afortunadamente distintos todos los seres humanos. La condición humana es muy plural, diversa, en los Gobiernos siempre hay diferencias, se pueden hasta enfrentar servidores públicos”, ha justificado.

El mandatario, que ha hecho de la lucha contra la corrupción un eje central de su mandato, suele pronunciarse sin rodeos sobre asuntos judiciales, a veces marcando el camino de las investigaciones. En este caso ha negado rotundamente haber dado instrucciones a la Fiscalía para que abriera una carpeta contra Nieto y su esposa. Lo aseguró ya la semana pasada al ser preguntado al respecto. “La única recomendación va en el sentido de que, si saben algo o les llegó una información, que procedan […]. Yo no he mandado a investigar a nadie desde que soy presidente”. Este viernes ha vuelto a mostrar confianza en la rectitud del antiguo titular de la UIF. Mientras tanto, el organismo estrecha el cerco en torno al exfuncionario.

Con información de Francesco Manetto de El País.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s