Pierde Tecomán 6 rutas urbanas por altos costos de operatividad.

“En 60 años jamás vi que los gobiernos nos quisieran apoyar, salvo Mario Anguiano cuando fue gobernador”, dice el transportista Francisco García Pérez.

En el transcurso de un año bajaron de nueve a tres las rutas urbanas que prestan el servicio en la cabecera municipal de Tecomán. “Intentamos sostenerlas”, dijo Francisco García, transportista desde hace 60 años y uno de varios que ante la crisis y lo incosteable del negocio, optó por vender sus unidades.

Francisco García Pérez, quien fuera presidente del Servicio de Transporte Urbano del Valle de Tecomán (SEUVATESA), confirmó que fueron varios los que se quedaron con sus permisos y se salieron del gremio. En el lapso de un año, narró, se vino abajo todo a causa de varios factores, desde la pandemia hasta el alto costo de los combustibles. “Fue una cascada de costos que se elevaron, con los insumos, los llanteros, los talleres, muchos gastos”.

Mantener las rutas se volvió incosteable, afirmó García Pérez, quien agregó, por ejemplo, que la ruta 5 trabajaba todo el día con un costo de operatividad de 1,300 pesos más 400 pesos del chofer de cada turno. “Eran más de 2 mil pesos y había ocasiones en que sacaban 700 u 800 pesos, en pocas palabras, estábamos pagando por trabajar y realmente no hay nadie que aprecie la situación”.

A la crisis se sumó el nulo apoyo del Gobierno, dijo, “en 60 años jamás vi que los gobiernos nos quisieran apoyar, salvo Mario Anguiano cuando fue gobernador, que por medio de la Caja Popular nos prestaron 100 mil por unidad para arreglarlas”. Aclaró que no fue un apoyo regalado sino en préstamo, pero sí les ayudó porque pagaron solo el 0.5% de interés”.

Explicó que los transportistas que quedaron tienen otros ingresos como lavanderías, casas de renta u otros con lo que se han mantenido, pero no podría sostenerse una persona solo de la operación de las rutas. “Tan solo las unidades ya están costando aproximadamente 1 millón 700 mil y no hay modo de pagarlos. Por todo eso llegamos a este momento: eran 9 las rutas que hicimos la lucha sostenerlas, pero llegó el momento que eran insostenibles, o almorzábamos o le poníamos diésel al camión”, relató.

Con información de El Comentario.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s