Premio Nobel de Medicina para David Julius y Ardem Patapoutian por “los receptores de la temperatura y el tacto”.

El jurado del Instituto Karolinska de Estocolmo ha otorgado este lunes el Premio Nobel de Medicina a David Julius y Ardem Patapoutian por “su descubrimiento de los receptores de la temperatura y el tacto”.

Por Nuño Domínguez*. El País

Los hallazgos de los dos premiados “nos han permitido entender cómo el calor, el frío y la fuerza mecánica pueden generar impulsos nerviosos que nos permiten percibir el mundo a nuestro alrededor y adaptarnos a él”, señala el comunicado de la Academia de Ciencias de Suecia. Sus investigaciones tienen importantes aplicaciones en el tratamiento del dolor y de muchas enfermedades.

El estadounidense David Julius, fisiólogo de la Universidad de California de 66 años, identificó el sensor de las terminaciones nerviosas en la piel que responden al calor utilizando capsaicina, un compuesto de los pimientos picantes.

Ardem Patapoutian —de 54 años— es un biólogo y neurocientífico armenio que se crio en Líbano y actualmente tiene nacionalidad estadounidense. Patapoutian descubrió los sensores celulares de la piel y también de los órganos internos que responden a la presión.

Ambos investigadores ganaron la pasada edición del Premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA, dotado con 400.000 euros.

Thomas Perlmann, secretario de los Nobel (en el atril), anuncia los premiados en Medicina, en la pantalla: David Julius (izquierda) y Ardem Patapoutian.
Thomas Perlmann, secretario de los Nobel (en el atril), anuncia los premiados en Medicina, en la pantalla: David Julius (izquierda) y Ardem Patapoutian.JONATHAN NACKSTRAND (AFP

El pasado año, la distinción fue para los científicos estadounidenses Harvey J. Alter y Charles M. Rice así como para el británico Michael Houghton por el descubrimiento del virus de la hepatitis C. Antes de los avances de Alter, Rice y Houghton, se conocían los virus de las hepatitis A y B, pero la mayoría de los casos originados por transfusiones sanguíneas permanecían sin explicación, según destacó el jurado el pasado año. “El descubrimiento del virus de la hepatitis C reveló la causa de los casos de hepatitis crónica restantes e hizo posible analizar la sangre y desarrollar nuevos medicamentos que han salvado millones de vidas”, afirmaron los científicos del Instituto Karolinska.

El premio está dotado con nueve millones de coronas suecas, unos 940.000 euros. Este galardón abre la ronda de anuncios esta semana, que continuará el martes con el de Física, el miércoles con el de Química, el jueves con el de la Paz y, finalmente, el de Economía, que se dará a conocer el lunes de la semana que viene.

*Nuño Domínguez es cofundador de Materia, la sección de Ciencia de EL PAÍS. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo Científico por la Universidad de Boston (EE UU). Antes de EL PAÍS trabajó en medios como Público, El Mundo, La Voz de Galicia o la Agencia Efe.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s