Maestra de primaria contagia a 12 alumnos con covid; ya investigan caso

Una maestra de primaria con síntomas de covid contagió a 12 alumnos de su salón de clases; provocó un brote de la variante delta que lleva 26 casos en su escuela.

Según un nuevo informe de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por su sigla en inglés), una maestra de primaria sin vacunar infectada con la contagiosa variante delta del covid transmitió el virus a la mitad de los alumnos del salón y sembró un brote que al final infectó a 26 personas.

Parece que, con seguridad, este estudio tan excepcionalmente detallado, que se presenta justo cuando vuelven a abrir las escuelas distritales de todo el país, agudiza el debate sobre la obligatoriedad de la vacunación en las escuelas. Unos cuantos distritos escolares, incluyendo el de Nueva York, ya han anunciado que la vacuna debe ser obligatoria tanto para los docentes como para el personal.

Es posible que otros sigan su ejemplo ahora que la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por su sigla en inglés) ha otorgado la aprobación completa a la vacuna de Pfizer.

Este estudio fue uno de los tres nuevos informes de los CDC enfocados en las escuelas o en los niños. En otro estudio, los investigadores encontraron más pruebas de que las escuelas pueden ser entornos de bajo riesgo cuando combinan diversas medidas de precaución. Pero esa investigación se realizó antes de que la variante delta comenzara a propagarse.

Un tercer informe analizó el porcentaje de vacunación entre los adolescentes. La Casa Blanca anunció el viernes que la mitad de todos los chicos de 12 a 17 años han recibido al menos una dosis de alguna vacuna contra el coronavirus. Pero el nuevo estudio reveló que la tasa de vacunación para este grupo de edad seguía siendo muy desigual en todo el país.

El conjunto de estos estudios destaca todo lo que los científicos han aprendido sobre cómo proteger a los niños en las escuelas y todo lo que sigue siendo confuso ahora que ha llegado la variante delta.

El brote en esta aula se presentó en mayo en el condado de Marin, California. No se dijo cuál era la escuela ni quiénes fueron los miembros del personal y los alumnos afectados.

La docente comenzó a manifestar síntomas el 19 de mayo, pero siguió yendo a trabajar dos días antes de realizarse la prueba. Durante este tiempo, pese a las indicaciones de que tanto los maestros como los alumnos debían usar mascarilla en espacios cerrados, la maestra leía en voz alta y sin cubrebocas frente a un grupo de 24 estudiantes.

Ninguno de los alumnos tenía la edad suficiente como para recibir la vacuna, la cual solo ha sido autorizada para personas mayores de 12 años.

El 23 de mayo, la maestra informó que había dado positivo por el coronavirus. Durante varios días posteriores, doce de los alumnos también dieron positivo.

El porcentaje de contagios en el aula corresponde más o menos a la distribución de los asientos. Casi todos los que estaban en la fila delantera dieron positivo, con un porcentaje del 80 por ciento en las dos primeras filas.

En las tres filas posteriores, solo el 28 por ciento de los alumnos dio positivo. “Si el maestro está sin cubrebocas, pásate a la parte trasera”, escribió en un mensaje de Twitter Edward Traver, investigador de enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad de Maryland.

Seis estudiantes de otro grado de esa misma escuela dieron positivo por el virus. Los casos se propagaron fuera de la escuela hacia la comunidad: también se infectaron al menos ocho padres y hermanos de los alumnos contagiados, de los cuales tres ya tenían el esquema completo vacunación.

En otro estudio nuevo, los investigadores se centraron en el porcentaje de casos del condado de Los Ángeles, donde, el año pasado, algunos estudiantes y docentes asistieron a clases presenciales, mientras que otros las mantuvieron de manera remota.

Se pidió que las escuelas que abrieron para dar clases presenciales tomaran una serie de precauciones, entre ellas la supervisión de síntomas, el uso de cubrebocas, el distanciamiento social y el rastreo de contactos. Durante la mayor parte del periodo entre septiembre y marzo (y sobre todo durante la ola del invierno), el porcentaje de casos fue menor en las escuelas, tanto entre los maestros como entre los alumnos, del que hubo en el país en su conjunto.

Los hallazgos concuerdan con estudios previos que han descubierto que, cuando las escuelas toman varias medidas de protección al mismo tiempo, casi siempre el porcentaje de casos es menor en las escuelas que en la comunidad aledaña.

Con información de heraldomeico.con.mx

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s