¿Agotado sin razón? Podrías padecer fatiga pandémica; aquí su significado y síntomas

La pandemia trajo consigo nuevos padecimientos que anteriormente no existían y ahí radica la importancia de conocer sus implicaciones

Fernanda Ávila | OEM-Informex

Después de más de un año que la COVID-19 se volvió parte de nuestras vidas ¿has sentido un enorme cansancio, que te agotas sin razón o que llegas a un punto de hartazgo sobre dicha situación?

Tal vez estás padeciendo “fatiga pandémica” y no lo sabías. Es por ello, que aquí te informamos de manera puntual sobre lo que es, sus síntomas y cómo afrontarla.

¿Qué significa fatiga pandémica?

La Organización Mundial de la Salud define la fatiga pandémica como una respuesta natural y esperada a una crisis de salud pública prolongada, donde la gravedad y la escala de la pandemia por coronavirus provocó la implementación de medidas invasivas con impactos sin precedentes en la vida diaria de todos, incluyendo aquellos que ni siquiera han sido afectados directamente por el virus.

La población en general ha llegado al punto de sentirse cansada y desmotivada en seguir manteniendo las conductas de protección sanitarias (uso de cubrebocas, gel, lavado de manos, sana distancia) pues son medidas con las que el mundo no había tenido que lidiar de manera tan prolongada, causando también un problema de salud mental.

Síntomas de la fatiga pandémica

Las personas son resilientes, es decir, pueden enfrentar ciertas situaciones a corto plazo pero a largo plazo, y en el caso de una pandemia, es lógico que cueste más trabajo afrontarlo y es aquí cuando comienzan a aparecer los síntomas.

Distrés psicológico, la depresión y estrés son los principales síntomas de la fatiga pandémica.

-El distrés es un estado marcado por sentimientos que varían en intensidad desde tristeza, inseguridad, confusión, y preocupación, hasta cuestiones emocionales más severas como la ansiedad, ira, aislamiento social, y pérdida de la esperanza.

-La depresión por su parte, no es sólo sentirse triste, sino llegar a un punto emocional en el que aparece una profunda tristeza que provoca decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés en todo y por consecuencia, paraliza la vida del individuo pues ya nada tiene una motivación para él.

-El estrés es un estado de cansancio mental provocado por la exigencia de un rendimiento muy superior al normal y suele reflejarse tanto a nivel físico como mental.

Lo anterior está suponiendo un incremento del absentismo laboral y las bajas por enfermedad. Incluso la OMS ya había adelantado que en 2025 la principal causa por baja laboral sería la depresión.

¿Cómo afrontar la fatiga pandémica?

El documento publicado por la Organización Mundial de la Salud comparte cuatro estrategias fundamentales para poder afrontar este padecimiento.

– Partir del punto de vista del público y tratar de comprender a la población: lo que implica recoger encuestas para la formulación de políticas, intervenciones y comunicaciones específicas, que sean adaptadas a las necesidades de cada grupo y eficaces.
– Permitir que las personas vivan sus vidas, pero reducir el riesgo: es decir darle el derecho a la gente a decidir sobre lo que desea hacer en este tipo de situaciones y hacerle saber de los riesgos sobre las restricciones de amplio alcance.

En lugares como la CDMX la gente no ha dejado de salir pese a la tercera ola de COVID-19. Foto: Federico Xocolotzi | OEM-Informex.

– Involucrar a la gente como parte de la solución: buscar mecanismos de cooperación con todos los grupos y comunidades afectadas para que participen en la toma de decisiones sobre sus vidas.
– Reconocer y abordar las dificultades que experimentan las personas: esto genera una empatía general que permite conocer el profundo impacto que la pandemia está teniendo en sus vidas.

Finalmente, pese al fenómeno complejo que es la fatiga pandémica, la mejor recomendación es siempre consultar a un especialista ya sea un psicólogo o psiquiatra que pueda diagnosticar de manera apropiada si los síntomas que presentas son los señalados por la OMS.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s