Ssa desconoce cuántas primeras y segundas dosis de la vacuna Sputnik hay en México

La Secretaría de Salud ignora cuántas primeras y segundas dosis de Sputnik han llegado al país. 

Ante el retraso del arribo al país de la segunda dosis de la vacuna rusa, Latinus solicitó vía transparencia conocer el número de primeras dosis y el número de las segundas dosis que han llegado a México desde el 1 de enero de 2021 a la fecha a la Secretaría de Salud

Sin embargo, la dependencia encargada de la vacunación en México respondió que no cuenta con la información desagregada. 

Indicó que la búsqueda “exhaustiva” se realizó en la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud, encabezada por Hugo López-Gatell

A diferencia de otras vacunas, la primera y segunda dosis de Sputnik no son iguales pues están hechas con distintos vectores del coronavirus que tienen distintas funciones. 

La vacuna, explicó Roselyn Lemus-Martin, doctora en biología molecular por la Universidad de Oxford, se diseñó así por el instituto ruso para evitar una posible inmunidad a cualquiera de los vectores. 

Personas mayores de 50 años han tenido que esperar casi los 90 días que establece el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya como plazo límite para acceder a la segunda dosis en el país. 

Los retrasos no son exclusivos para México

En Argentina, las autoridades de salud contabilizan 6 millones de personas que esperan la segunda parte de la vacuna rusa desde hace tres o más meses.

En entrevista con LatinusLemus-Martin aseguró que la primera y la segunda dosis de Sputnik son totalmente diferentes y no se puede aplicar la primera dosis como si fuera la segunda o viceversa, a diferencia de otras vacunas como Pfizer o AstraZeneca

Indicó que el retraso en el arribo de la segunda dosis de Sputnik se debe a que la producción por parte del Centro Gamaleya se retrasó. 

“Ellos mismos están viendo que se retrasó. La producción de la segunda dosis se retrasó”, expuso. 

Señaló que el tiempo entre una y otra dosis es determinada por los desarrolladores en base a los estudios de fase 3 de cada vacuna

En el caso de Sputnik, la fase 3 se realizó con un tiempo de espera de 21 días entre las dos dosis, pero posteriormente, al ver el retraso en la producción, los desarrolladores ampliaron el plazo de la aplicación. 

Aunque afirmó que el tiempo entre una dosis y otra afecta poco en la efectividad de la vacuna, la especialista señaló que el gobierno mexicano sí debería de tener un control de las dosis que han arribado. 

“El problema es que hay mucha desinformación y la gente está comenzando a mezclar vacuna y eso es lo que no queremos”, dijo. 

En los últimos días además, el gobierno mexicano ha sido cuestionado por 19 millones de dosis de vacunas contra la Covid-19 que llegaron al país pero no se han aplicado. 

El contrato que México tiene para la adquisición de dosis de Sputnik es el único de los contratos para comprar vacunas contra Covid-19 que no ha sido transparentado por el gobierno de México.

Luego de que el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) ordenara publicarlo, la Consejería de la Presidenciapresentó una impugnación ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). 

El pasado 16 de junio, la Corte otorgó una suspensión por tiempo indefinido contra la difusión de una versión pública del documento

Con información de latin.us

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s