Los jabalíes liberan más dióxido de carbono al año que un millón de coches, según un estudio

La expansión de los jabalíes amenaza el clima, la biodiversidad y la seguridad alimentaria.

Su búsqueda de comida emite casi cinco millones de toneladas métricas de CO2.

Los jabalíes liberan alrededor de 4,9 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono al año en todo el mundo al remover el suelo y arrancar el carbono ahí atrapado, una cantidad que equivale a 1,1 millones de coches.

Así lo determina un equipo internacional dirigido por investigadores de las universidades de Queensland (Australia) y de Canterbury (Nueva Zelanda). El estudio, publicado en la revista Global Change Biology, ha utilizado modelos de predicción de población y técnicas avanzadas de cartografía para determinar el daño climático que causan los jabalíes en todo el mundo.

Simularon 10.000 mapas de densidad potencial de jabalíes a nivel mundial y elaboraron un modelo de la superficie del suelo alterada a partir de un estudio a largo plazo de los daños causados por los jabalíes en una serie de condiciones climáticas, tipos de vegetación y elevaciones. Después simularon las emisiones globales de carbono derivadas de los daños causados por los animales en el suelo.

Una amenaza para el clima

Según el doctor Christopher O’Bryan, de la Universidad de Queensland, la creciente población de estos animales podría suponer una amenaza para el clima. Esto se debe a que, al buscar alimento, remueven el suelo y se libera carbono a la atmósfera.

«Dado que el suelo contiene casi tres veces más carbono que la atmósfera, incluso una pequeña fracción de carbono emitida por el suelo puede acelerar el cambio climático», apunta O’Bryan.

«Nuestros modelos muestran una amplia gama de resultados, pero indican que lo más probable es que los cerdos salvajes estén desarraigando actualmente un área de entre 36.000 y 124.000 kilómetros cuadrados, en entornos de los que no son nativos», advierte.

Esta situación afecta a las emisiones de carbono a la atmósfera, pero «también amenaza la biodiversidad y la seguridad alimentaria, que son cruciales para el desarrollo sostenible».

Por otra parte, Nicholas Patton, estudiante de doctorado de la Universidad de Canterbury, insiste en que «las especies invasoras son un problema causado por el hombre, por lo que debemos reconocer y asumir la responsabilidad de sus implicaciones ambientales y ecológicas».

«Si se permite que los cerdos invasores se expandan en zonas con abundante carbono en el suelo, puede haber un riesgo aún mayor de emisiones de gases de efecto invernadero en el futuro», alerta.

RTVE

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s