Ernesto Derbez planeó y ejecutó el desfalco de la fundación Jenkins, acusa Barbosa.

Recalcó el gobernador que no habrá ningún acuerdo con la directiva de la UDLAP ni con la familia Jenkins, hasta que no regresen a Puebla los 750 millones de dólares que sustrajeron

PUEBLA, Pue. (apro).-

El gobernador Miguel Barbosa Huerta aseguró que el actual rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), Luis Ernesto Derbez Bautista, fue quien concibió, planeó y ejecutó el desfalco de la fundación Jenkins, por lo que advirtió que no habrá acuerdos con la directiva de la casa de estudios hasta que el patrimonio de dicha fundación retorne a Puebla.

Al opinar sobre las denuncias contra Derbez –presentadas por el patronato de la UDLAP nombrado por su gobierno–, dijo que si el panista “tiene las manos limpias y ha manejado honradamente el patrimonio de la universidad”, no tiene de qué preocuparse, pues saldrá “avante”.

Pero de inmediato lanzó una acusación: “él (Derbez) formó parte de la concepción, de la planeación, operación política de todo lo que pasó”.

Barbosa recalcó que no habrá ningún acuerdo con la directiva de la institución académica ni con la familia Jenkins, hasta que no regresen a Puebla los 750 millones de dólares, en capital y bienes, que sustrajeron de la Fundación Mary Street Jenkins.

En clara alusión a la advertencia que la víspera hizo el empresario Gilberto Marín Quintero, sobre la posibilidad de que los estudiantes universitarios podrían volver a tomar las calles “y armar un desmadre” si no se llegaba a un acuerdo sobre el conflicto en la UDLAP, el mandatario respondió en tono molesto.

“No habrá ningún acuerdo que no sea ese. Vamos a ver cuánto de esos 750 millones de dólares pueden regresar. Ese sí es un desmadre, ¿verdad? Como ya alguien lo dijo, que se iba a armar un desmadre, no, desmadre es el que armaron ellos”, exclamó.

Marín Quintero, presidente de Grupo Alquimara, socio de Iberdrola en dos campos eólicos de Puebla y quien formó parte del Consejo Empresarial de la UDLAP, insistió en pedir al gobernador que se reunieran para aclarar que la fundación de la UDLAP “es diferente” de la fundación Mary Street Jenkins, y para dar su respaldo al trabajo de Derbez al frente de la institución.

Barbosa, a su vez, hizo un recuento sobre el presunto desfalco que cometieron los integrantes del patronato de la fundación Mary Street Jenkins, mismo que fue solapado por los anteriores gobiernos estatales.

“La Universidad de las Américas es de los pocos bienes que le quedan a la fundación Mary Street Jenkins”, sostuvo, aunque abogados de las distintas partes en conflicto han señalado que la universidad es un ente jurídico aparte y que la FMSJ sólo es dueña del campus en el que opera, el cual ya está embargado por el SAT.

“En la universidad se aloja, desde su rectoría, la concepción de todo lo que ocurrió, todos participaron de eso”, apuntó el mandatario.

Señaló que empresarios y universidades de Puebla conocen esta historia sobre el saqueo de la FMSJ y de cómo los patronos, directivos y funcionarios estatales se repartieron el dinero entre ellos.

“Este gobierno no se presta a ninguna componenda”, recalcó Barbosa al afirmar que ya lo buscaron enviados de la familia Jenkins, para tratar de llegar a un acuerdo “de otro tipo”.

“Pero les dije: lo que diga mi dedito. ¡Noo, no conmigo, no conmigo!”, agregó.

Acusó que ahora hay voces de empresarios que piden una solución al conflicto y alertan que podría haber una afectación en la economía de Puebla.

“Y le pregunto a todas las camaritas: ¿qué opinión tienen de que el dinero esté en Panamá y Bermudas? Que me digan esos jefecitos de las cámaras empresariales si eso es estado de Derecho”, reclamó.

“¿(Quieren) Que haya un gobierno que les solape todo y que le pasen beneficios cuantiosos como lo hicieron en el pasado? Con este gobierno no, señores. Aquí no admitimos desmadres, aplicamos la ley, que les quede claro”, subrayó.

“¿Quieren un gobierno que siga viendo las chingaderas como se hicieron en Puebla? Yo ni hago desmadres, ni hago chingaderas, los que las hacen son ellos”, acusó.

Ayer se cumplió una semana de que actuarios del Poder Judicial de Puebla ingresaron a las instalaciones de la UDLAP, apoyados por policías estatales, para dar posesión a un nuevo patronato nombrado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada.

Aunque este patronato informó ayer que los policías auxiliares armados ya fueron sustituidos por un cuerpo de seguridad privado, hasta ahora las actividades en la casa de estudios siguen sin regularizarse y las clases se imparten en línea.

Con información de Proceso

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s