Softbol de la UNAM, unión y garra con presencia constante en Universiada Nacional

  • Desde el año 2017, cuando se incorporó esta disciplina a la justa estudiantil, las pumas han clasificado a todas las ediciones; veteranas y novatas buscan prolongar esa persistencia.

La palabra unión define al equipo femenil de softbol de la UNAM, mismo que no ha faltado a ninguna edición de la Universiada Nacional desde la incorporación de esta disciplina deportiva al certamen en el año 2017. La primera competencia la disputaron en Nuevo León, luego en el Estado de México 2018 y posteriormente en Yucatán 2019, en todas ellas las pumas pelearon por los primeros lugares en el evento nacional, además de proclamarse campeonas estatales y, en los primeros dos años, también campeonas regionales rumbo a la máxima justa estudiantil.

“El primer año que hubo softbol en la Universiada Nacional, logramos el pase. Empezamos con el pie derecho y ha subido bastante el nivel entre nosotras, crecimos desde cero y fuimos armando el equipo que ahora es reconocido a nivel nacional”, asevera Janeth Berenice Cárdenas Hidalgo, egresada de la Facultad de Ciencias, quien se sumó a la escuadra felina precisamente en ese año 2017, y actualmente continúa entrenando con el equipo, con la idea de comenzar a cursar una maestría para seguir representando los colores azul y oro en el campo de juego.

Sólo el confinamiento por la Covid-19 pudo interrumpir esa buena racha de clasificaciones consecutivas al evento nacional por parte de las felinas, de cara a la edición de Guanajuato 2020, pero hoy en día han vuelto a los entrenamientos presenciales, con el firme objetivo de llegar una vez más a la Universiada Nacional, cuando se les presente la oportunidad.

Con el paso de los años se han incorporado nuevas jugadoras, sin embargo el común denominador en el grupo es unión. “Fue un conjunto muy unido desde el inicio y a lo largo de los años hemos intentado integrar a las novatas en ese espíritu, hacerlas sentir parte del equipo lo más pronto posible para que en el terreno de juego se refleje un mejor desempeño, porque todas nos llevamos bien y tratamos de conocernos fuera del campo también”, destaca Janeth Cárdenas.

“En el equipo crecimos todas juntas porque era la primera vez que había softbol en la UNAM. En su momento fui novata, muchas ya tenían años de practicar el deporte, yo tenía muy poco practicando cuando llegué, pero todas aprendimos juntas, como equipo nos apoyábamos unas a otras y les aprendí mucho a mis compañeras”, añade la ahora jugadora veterana que guía a las más jóvenes.

Andrea Soberanes Contreras, alumna de la Facultad de Psicología, tiene unos meses de haberse incorporado al equipo femenil de softbol representativo de la UNAM y ya detecta que una de las grandes virtudes del cuadro auriazul es su combinación de juventud y experiencia.

“Las veteranas saben que tenemos diferentes niveles, esa diversidad en el equipo es algo bueno y lo más importante es que a todas nos gusta ganar. Debemos entrenar con la idea de ser la mejor versión de jugadora, en busca del objetivo en común para el equipo”, afirma la universitaria.

Por su parte, Marlene García Mora, alumna de la FES Zaragoza, se integró al equipo puma en 2020, unos días antes del confinamiento por la Covid-19, por lo cual ha vivido tanto los entrenamientos en línea como los presenciales, y asume el rol de líder en el equipo.

“A las veteranas las conozco porque hemos participado en otras ligas desde niñas. A mí me gusta más integrar a las novatas al equipo, darles consejos para que sea más fluido su juego, soy mucho de gritar y estar metida en la competencia, siempre he sido más de apoyar a las demás”, expresa la cátcher auriazul antes de subrayar que “siempre la meta es la Universiada Nacional y para eso nos estamos preparado”.

El sotbol es un juego entre dos equipos de nueve jugadores jugado usualmente por siete innings, en una cancha que tiene como foco principal un infield de tierra con forma de diamante, con un home plate y tres bases, a 60 pies (18,29 metros) de distancia, formando un circuito que debe ser completado por un corredor para anotar una carrera. En gran medida, el impulso que ha tenido el softbol en nuestra casa de estudios obedece a la creación, en 2019, del nuevo campo dedicado a esta disciplina que incluyó, además de la creación del diamante, la construcción de espacios de almacenamiento.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s