Paga SFP tres veces más por pruebas rápidas de COVID

Argumentan que el precio se disparó porque los testeos se realizaron en las instalaciones de la dependencia

La Secretaría de la Función Pública (SFP)  pagó por 90 kits de pruebas rápidas de detección de COVID, cada uno con 25, la cantidad de 1 millón 046 mil 250 pesos (sin IVA) a la empresa Grupo Val Integra SA de CV, que no cuenta con empleados ni experiencia en el ramo y que, además, tiene su domicilio en la parte superior de una tienda de abarrotes en una zona popular de Naucalpan, Estado de México, donde habita uno de los socios. 

De acuerdo con una investigación realizada por la organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), cada paquete fue pagado en 11 mil 625 pesos (sin IVA), muy por encima del costo promedio en el mercado. Incluso, a un precio tres veces más caro de lo que cotizaron el IMSS y otras dependencias federales por pruebas de características idénticas. 

En dos estudios de mercado elaborados por el IMSS en diciembre de 2020 y enero de 2021 se identificó que los proveedores Productos Roche, Abalat y Fármacos Dinsa vendían un kit similar en un rango de 3 mil 100 y 3 mil 250 pesos.

No obstante, la empresa y los encargados de la compra en SFP argumentan que el precio pagado por la dependencia alcanzó esa cifra debido a que las pruebas se realizaron en las instalaciones de la institución. 

El contrato para la adquisición de pruebas lo firmó el 24 de diciembre de 2020 el director de seguridad de la SFP, Álvaro García Galindo, a quien además se le encomendó la responsabilidad de administrar y vigilar su cumplimiento.

Antes de ingresar a la SFP, García Galindo había trabajado 20 años como policía y agente en la Secretaría de Seguridad, en la Secretaría de Desarrollo Social y en el Ejército, según detalló él mismo en su declaración patrimonial.

El procedimiento para la asignación del contrato tuvo el aval de la titular de la unidad de administración de la SFP, Ana Liza Gómez, y de la directora de recursos materiales, María de la Luz Padilla Díaz.

La SFP fue encabezada hasta el pasado lunes por Irma Eréndira Sandoval, quien fue despedida por el Presidente Andrés Manuel López Obrador sin dar a conocer los motivos. 

Su lugar lo ocupará Roberto Salcedo Aquino. 

La empresa Grupo Val Integra fue constituida el 09 de diciembre de 2015 por dos jóvenes de 29 años residentes en Naucalpan y en Cuautitlán y uno de 27, de Ecatepec, para la comercialización de todo tipo de productos.

No obstante, MCCI comprobó que la empresa no tiene antecedentes de anteriores contratos en el Gobierno federal. 

Fue incorporada al padrón de proveedores de la SFP hasta octubre de 2020, dos meses antes de la asignación del contrato, según consta en un reporte oficial.

Se le preguntó al administrador cómo es que obtuvo el contrato, si carecía de experiencia como proveedor del sector público, y respondió: “Son oportunidades que nos vamos encontrando en el camino”.

En total, el precio pagado por la SFP por cada caja o kit fue de 11 mil 625 pesos, a lo que se añadieron 1 mil 860 de IVA, lo que dio un total de 13 mil 485 pesos. Por los 90 kits, ya con IVA incluido, se pagaron 1 millón 213 mil 650 pesos.

Con información de MCCI 

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s