Hungría responde a la presidenta de la Unión Europea: ‘Vergüenza’ sus declaraciones sobre ley anti-LGTBI

De acuerdo con el gobierno húngaro, la presidenta de la Comisión Europea emitió “una opinión política sesgada” sin haber llevado a cabo antes una “investigación imparcial”.

El Gobierno de Hungría respondió a las críticas de la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, a la ley con la que se quiere limitar el acceso de los niños a información o contenido LGTBI y sentenció que lo que es una “vergüenza” son sus declaraciones.

Para Von der Leyen, la ley es una “vergüenza”, por lo que prometió este miércoles que usará “todo el poder de la Comisión” para proteger los derechos fundamentales. “Discrimina claramente a la gente en base a su orientación sexual y va en contra de todos los valores fundamentales de la Unión Europea. No vamos a ceder en estos principios”, declaró.

La respuesta del Ejecutivo de Viktor Orban llegó en forma de un comunicado: “La declaración de la presidenta de la Comisión Europea es una vergüenza porque se basa en acusaciones falsas”. Así, cuestionó que Von der Leyen haga pública “una opinión política sesgada” sin haber llevado a cabo antes una “investigación imparcial”.

Budapest considera que la ley de “protección” de la infancia queda englobada dentro de la Carta de Derechos Fundamentales” del bloque, entendiendo que “protege los derechos de los niños, garantiza los derechos de los padres y no afecta a los derechos de orientación sexual de los mayores de 18 años”. “No contiene elementos discriminatorios”, dijo el Ejecutivo de Orban.

El primer ministro defendió la ley aprobada la semana pasada por el Parlamento mediante comparaciones históricas, señalando en una entrevista a la agencia de noticias DPA que “en la Hungría comunista los homosexuales eran perseguidos”.

“Ahora, el Estado no solo garantiza los derechos de los homosexuales sino que los protege de forma activa”, afirmó, antes de destacar que “la libertad del individuo es el mayor bien”.

En este sentido, mencionó que cada persona debe “incuestionablemente” elegir libremente su camino en la vida, pero matizó que “la educación de los niños debe realizarse en casa”.

La reforma húngara impone castigos más duros contra la pedofilia, aunque los aspectos que más polémica han generado tienen que ver con la supuesta protección de la infancia, en la medida en que prohíbe charlas sobre homosexualidad en centros educativos y veta la emisión de contenido audiovisual que incluya temática LGTBI en televisión.

(Europa Press)

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s