Mediación tecnológica en educación deberá continuar tras pandemia: Martha Magaña

La Universidad de Colima participó hace unos días en un foro regional sobre buenas prácticas para el regreso responsable a las actividades presenciales de la Instituciones de Educación Superior.

Al participar en una de las seis mesas de trabajo del foro sobre buenas prácticas para el regreso responsable a las actividades presenciales, coordinado por la Red Centro Occidente de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación (ANUIES-RCO), la Dra. Martha Alicia Magaña Echeverría, coordinadora general de Docencia de la Universidad de Colima dijo que desde el 2020, la modalidad educativa implementada en esta institución ha sido de tipo virtual, “y para cuando el semáforo epidemiológico lo permita, se prevé el regreso voluntario y gradual a la modalidad presencial híbrida, en jornadas de grupos reducidos y en modelos escalonados que posibiliten el protocolo de seguridad sanitaria y las disposiciones generales”.

Ella participó en la mesa cuatro titulada: “Aspectos académicos y TIC’s”, en la que agregó que hace unos días la UdeC abrió sus puertas a grupos muy reducidos de estudiantes para que acudan a las instalaciones universitarias a recibir apoyo de reforzamiento académico; “esto tiene como fin procurar el cumplimiento de los objetivos de aprendizaje para que nuestros estudiantes en riesgo de abandono escolar o rezago tengan la posibilidad de continuar adecuadamente sus estudios”.

Adelantó también que en el regreso híbrido, pensado para el semestre que iniciará en agosto, se dará prioridad a las actividades prácticas en talleres, laboratorios, centros de cómputo, y a las asignaturas o contenidos que requieran aplicaciones prácticas. En estos casos, destacó, se implementará la modalidad presencial reducida y de conformidad con las disposiciones sanitarias: “también se privilegiará a grupos de primer ingreso y de los últimos semestres, que deban atender presencialmente procesos formativos o trámites escolares específicos”.

“Estamos convencidos -aseguró- que debemos privilegiar la prevención del abandono escolar, sobre todo en estudiantes que se han visto obligados a buscar empleo para el sustento familiar; esto significa que la educación a distancia y con horarios flexibles, así como la mediación tecnológica, deberán permanecer en un futuro”.

Compartió que otro de los retos durante esta pandemia “es minimizar la brecha educativa, ahora incrementada por la crisis económica. Es evidente que la conectividad se ha convertido en una variable de equidad social”. En este sentido, comentó que el regreso a la presencialidad obliga a las institución educativas a contar con aulas mucho más interactivas, porque deben darse cambios sustantivos en la formas de enseñar y de aprender, “esto va permitir la realización de actividades prácticas, el debate sobre las lecciones aprendidas y la rectificación del conocimiento en forma colaborativa”.

Martha Magaña dijo que, en el corto plazo, el papel del docente deberá consolidarse porque no todos los profesores estaban preparados para utilizar tecnologías en el proceso formativo; “con ello debemos garantizar el acceso a recursos, a plataformas en línea y dispositivos digitales con recursos educativos de alta calidad que sean compatibles con el currículo de sus programas”.

Además de la de Colima, en este foro participaron las universidades de Guanajuato, la Autónoma de Guadalajara, de Aguascalientes y la de Guadalajara, así como la Tecnológica del Norte de Aguascalientes

En la mesa también participaron Hugo de la Rosa Peña Loza, vicerrector académico de la Universidad Autónoma de Guadalajara y Sergio Antonio Silva Muñoz, secretario Académico de la Universidad de Guanajuato.

Hugo de la Rosa resaltó que uno de los principales efectos de la pandemia fue que aquellas fortalezas que tenían las universidades, como las instalaciones, por los diferentes elementos que se han ido construyendo, “dejaron de serlo de un día para otro; esas fortalezas se perdieron. La pandemia nos igualó a todos. Hace 15 meses todos iniciamos de nuevo bajo las mismas bases. Sin duda alguna, la tecnología se volvió un aliado importante y nos permitió atender estudiantes en distintas partes del país y del extranjero”.

Antonio Silva señaló que el contexto de cada una de las instituciones es diferente, pero que la pandemia puso a prueba las universidades de todo el mundo; “desafortunadamente, con esto muchas instituciones colapsaron, algunas otras requirieron de algún apalancamiento en aspectos que las hacen hoy funcionales y otras más, como sucedió con algunas universidades mexicanas, potenciaron sus fortalezas, fortalezas que les ayudaron a consolidar programas o iniciativas que ya tenían o que al mismo tiempo las llevaron a explorar mecanismos con nuevas formas de hacer las cosas”.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s