Síndrome posCovid-19 puede convertirse en un problema de salud pública si no se atiende

Médicos de diferentes especialidades hicieron un llamado urgente para que se haga seguimiento a estos pacientes y a establecer una estrategia clara que permita hacer frente a este problema.

“Después de más de un año de pandemia sabemos que el covid-19 no finaliza cuando los síntomas desaparecen y esto será un problema de salud pública adicional si no hacemos algo, es claro que hoy tenemos el llamado síndrome posCovid-19”, asegura el neumólogo Raúl Sansores, en entrevista.

Él y un grupo de especialistas se han dado a la tarea de evidenciar las consecuencias y generar reflexión tanto en los pacientes, como en el personal de salud y las autoridades. “Ahora sabemos que se trata de una enfermedad de múltiples órganos con un amplio espectro de manifestaciones y las consecuencias se agudizan de acuerdo con la gravedad de la infección. Por ello es fundamental dar seguimiento puntual y prepararnos para dar una atención humanizada y digna”, expone el doctor Jorge Luis Poo Ramírez, médico internista y director fundador de Amigos del Hígado A.C.

Los hospitales se transformaron y acondicionaron para la atención de enfermos durante la pandemia, pero no siempre dan seguimiento a los pacientes, incluso muchos equipos de trabajo hoy ya se están desmantelando. Por otro lado, la evidencia muestra que entre 20 y 25% de quienes tuvieron covid  grave necesitan hospitalización y hasta un 15% pueden morir los primeros 30 días después del alta hospitalaria. “Lo ideal sería que los pacientes poscovid sean atendidos en centros multidisciplinarios, para dar asesoría en alimentación, fisioterapia y salud mental, entre otras áreas”.

Sansores además reflexiona: “Tenemos nuevos pacientes todos con distintas características, porque hay quienes tuvieron crisis graves, que requirieron intubación, algunos moderados, algunos con secuelas. La razón es que este es un virus totalmente impredecible, pero no sólo durante la enfermedad, también posterior a ella”.

Hasta ahora la evidencia científica demuestran que el 80% de los pacientes de covid-19 tienen por lo menos un síntoma posterior ¿Por qué se puede convertir en un tema de salud pública? “Por la prevalencia y duración de los síntomas, es decir, el número de enfermos que se generarán en un momento dado”.

Hasta hoy se han registrado 50 síntomas después de que la enfermedad se dio, mismos que estarán presentes en 8 de cada 10 pacientes covid. Un estudio publicado por The Lancet al inicio de este año, señala que las secuelas pueden persistir hasta seis meses después de que las personas hayan sido infectadas. Los resultados arrojaron que el 76% de los pacientes presentó algún nuevo síntoma; 66% fatiga y dolor muscular; 26% trastornos del sueño y 23% ansiedad o depresión. En tanto Nature, en su más reciente publicación de estudios de seguimiento muestra crecientes efectos persistentes y prolongados. Por su parte, BMJ publicó un estudio con seguimiento a 140 días, en 47,780 pacientes, donde se encontró que 14,060 de ellos fueron readmitidos en el hospital, y murieron después de su alta 5,875 pacientes, (más de 1 de cada 10).

Reaccionar frente a cualquier síntoma

Raúl Sansores, especialista en enfermedades respiratorias, asegura que las secuelas se dan en todos sentidos, pero acá el mensaje más importante es que frente a cualquiera de los síntomas, aunque se vean simples, no se queden con la idea de que es normal, “esto puede ser síntoma de otra enfermedad que quedó como secuela, alguna de las más severas, fibrosis pulmonar, asma o enfermedad de los bronquios, esto significa tratamiento y atención”.

Hizo hincapié en que todas estas secuelas para el sistema de salud serán importantes de tomar en cuenta, por ejemplo se ha visto que un 4% de pacientes se quedan con diabetes y el 5% con fibrosis pulmonar, tan sólo con estos dos síntomas que se vuelven crónicos, ya generan un problema de salud pública, por ejemplo con 3 millones de personas que han pasado por covid-19, hablamos de al menos 150,000 diabéticos nuevos. “En términos de impacto económico implicará mucho gasto para el Estado porque son medicamentos para siempre”.

Concluye que hoy tenemos que ser muy cuidadosos con la apreciación del síndrome poscovid-19, pues mientras menos atención le pongamos, el costo será mayor, ya que encontraremos cada vez pacientes con complicaciones más profundas. En este sentido el llamado es hacia los pacientes, para que acudan con el médico y hacia los colegas, sobre todo del primer nivel de atención. “Estos pacientes van a llegar preocupados y los colegas están todavía agobiados con tanto trabajo, junto con preocupación por su vida y en muchos casos falta de vacunación, pero el médico tiene que retomar los casos y dilucidar sobre estos síntomas, para que el paciente se sienta cobijado por la atención profesional”.

Con información de El Economista

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s