Autocracia o pluralidad: lo que está en juego el 6 de junio, según expertos

Prevén riesgos postelectorales si no reconocen resultados desde Palacio.

La elección intermedia del 6 de junio ofrece la disyuntiva entre optar por un sistema autocrático o un Estado democrático de derecho basado en el pluralismo, coincidieron especialistas.

Al participar en la mesa redonda Los retos de la democracia, organizada por el Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM, el investigador de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, Francisco Valdés, alertó que si los electores siguen optando como país por un proyecto autocrático, se pondrá en riesgo una mayor debilidad del Estado para poder hacer frente a los problemas de carácter nacional.

“En cambio, aceptar la complejidad y el reto de una democracia pluralista donde haya equilibrio de poder nos permitirá hacer que intervengan en el discurso público las distintas alternativas sin volverse a olvidar de los problemas que no se supieron atender en los 20 o 30 años anteriores”, aseguró.

“Ésa me parece que es la disyuntiva, por lo tanto, claramente yo opto por lo segundo: el pluralismo político, la construcción democrática y, muy importante, el cambio de régimen, pero no hacia la autocracia, sino hacia un Estado democrático de derecho”, agregó.

En el foro, que forma parte del ciclo de mesas redondas Las elecciones intermedias de 2021: escenarios y perspectivas, Alejandro Monsiváis, investigador de El Colegio de la Frontera Norte, recordó que la elección de 2018 fue una apuesta entre continuismo y la posibilidad de un gobierno que ofreciera respuestas a esas preguntas que siguen vigentes hoy en día sobre desarrollo, igualdad, justicia y equidad.

No obstante, consideró, las elecciones en puerta ofrecen una disyuntiva entre dos formas de entender el quehacer de la política y de la representación política: fortalecer la ruta del caudillismo plebiscitario u optar por un sistema de un pluralismo de contrapesos.

“Ésas dos alternativas tenemos. Me parece importante que la ciudadanía tenga presente que no se trata solamente de decir si siguen las becas o si seguimos defendiendo la soberanía ante Estados Unidos o peleándonos con España porque no ha pedido disculpas por la Conquista, es una disyuntiva entre caudillismo plebiscitario o un pluralismo de contrapesos”, agregó.

En tanto, Cristina Puga, profesora de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, advirtió, por otra parte, que si desde la Presidencia de la República no se reconocen los resultados de las elecciones serán “muy graves” las consecuencias, porque “debilitará” al Instituto Nacional Electoral, que durante 30 años ha sido el garante de las elecciones en el país, incluidas las que le dieron el triunfo a López Obrador.

“Será grave para la estabilidad nacional, dado el efecto posible que una división previa entre buenos y malos pudiera tener en una sociedad que en un porcentaje considerable cree en la infalibilidad de su Presidente, y que cuenta con el coro para amplificar la discordia”, dijo.

“Será muy grave que por solidaridad con el Ejecutivo parte de la ciudadanía se sienta obligada a cambiar el sentido de la elección”, aseguró.

Con información de El Financiero

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s