Trapacerías electorales de Morena: entre el “ya sabes quién”, el lucro con las vacunas y los ataques al INE

Indira Vizcaíno, Colima

La aspirante a gobernar Colima, Indira Vizcaíno, usa tres elementos indebidos en al menos uno de sus espectaculares: menciona a “ya sabes quién”, menciona que los programas sociales son de él (es decir, de López Obrador) y asegura que votar por ella reforzará dichos programas, con lo que se hace uso electoral de los mismos.

De manera indebida e incurriendo en posibles delitos electorales, diversos candidatos de Morena han recurrido en sus piezas de propaganda a la figura del presidente Andrés Manuel López Obrador y/o a los “logros” de su administración para impulsar sus campañas, lo que de acuerdo a la Constitución puede configurar el delito de coacción o inducción indebida del voto mediante la promoción personalizada de servidores públicos.

En días recientes, medios de comunicación y redes sociales han documentado el uso que varios candidatos morenistas han hecho de referencias directas o veladas a la figura presidencial, lo cual, sumado a la difusión que López Obrador hace de los logros de su administración en plena veda electoral, afecta la debida equidad del proceso tal como mandata la Constitución.

Algunos candidatos han colocado la silueta del presidente tras su fotografía, indicando que forman parte del mismo proyecto, buscando beneficiarse del poder simbólico que posee AMLO entre amplias capas de la población.

Otros han señalado que si votan por ellos, de esta manera habrá continuidad en los programas sociales, con lo que se hace uso electoral de los mismos. Algo que la ley prohíbe.

También están quienes han hecho uso electoral del programa de vacunación contra la COVID-19, tanto en pleno módulo de vacunación como por medio de materiales impresos.

Además, están los casos en que los promotores de Morena activamente destruyen la propaganda de candidatos de otros partidos, lo cual también afecta la equidad del proceso.

En los artículos 41 de la Constitución y el 209 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, durante las campañas electorales se ordena que el gobierno suspenda toda propaganda, es decir, difusión de logros de gobierno.

Asimismo, en relación con la propaganda el artículo 134 de la Constitución dice que “en ningún caso esta propaganda incluirá nombres, imágenes, voces o símbolos que impliquen promoción personalizada de cualquier servidor público”.

Es adecuado señalar que cada posible delito, para ser investigado y en su caso, sancionado, tiene que denunciarse ante las autoridades electorales.

A menos de dos semanas de la jornada electoral, viene bien un recuento de varios casos representativos.

Mónica Rangel, San Luis Potosí

La candidata de Morena a la gubernatura en San Luis Potosí colocó al menos un espectacular promoviendo su candidatura y llamando a votar por Morena, pero poniendo en primer plano la silueta en negro, totalmente reconocible, de López Obrador, con corbata roja y camisa blanca. Eso es uso de la figura de un servidor público. En este caso, el propio presidente. Esto tiene varias lecturas: comunica que la fuerza de Morena se encuentra en el mandatario y que detrás del partido está el poder presidencial. Ello es claramente ilegal.

Roberto Téllez, Atlacomulco, Estado de México

El aspirante morenista a la presidencia municipal de Atlacomulco, Roberto Téllez difunde propaganda utilizando una de las varias versiones de AMLO en caricatura: la versión tierna en la que sostiene un corazón. Esta imagen fue creada y ampliamente difundida durante la campaña de 2018, usualmente acompañada de la frase “¡Sonríe, vamos a ganar!”. Es el mismo caso que Mónica Rangel: hace uso de un símbolo que representa al presidente, comunicando que detrás de su partido se encuentra el apoyo del mandatario.

Layda Sansores, Campeche

La polémica ex priista busca ser gobernadora de Campeche y para fortalecer su candidatura, que no levanta, no tuvo mejor idea que echar mano de la frase “Ya sabes quién”, que por más que se crea que no viola la ley electoral, lo hace, ya que está ampliamente extendida entre la población como un modo de aludir a López Obrador.

Ella destaca como una de sus fortalezas el llevar caminando 25 años junto a “Ya sabes quién”, lo cual cae en la categoría de uso de la imagen y el poder simbólico que posee la figura presidencial.

Por si fuera poco, en uno de sus materiales coloca la sombra del perfil del presidente detrás de su propio rostro, indicando que ella se encuentra a su sombra.

Indira Vizcaíno, Colima

La aspirante a gobernar Colima, Indira Vizcaíno, usa tres elementos indebidos en al menos uno de sus espectaculares: menciona a “ya sabes quién”, menciona que los programas sociales son de él (es decir, de López Obrador) y asegura que votar por ella reforzará dichos programas, con lo que se hace uso electoral de los mismos.

Fotografía: AFMedios

Lorena Villavicencio, diputada federal

La legisladora, que busca este 6 de junio su reelección, tuvo en enero la idea de sumar su nombre e imagen, además de la frase “Sonríe” (asociada a la campaña de Morena en 2018) a la llegada de las vacunas contra la COVID-19. También utilizó el logotipo de la Cámara de Diputados. De esta forma unió su nombre, el de la Cámara y el de su partido a un programa social federal. De esta manera, hizo uso electoral de las vacunas y con ello, de la pandemia. No sólo eso: lo hizo previo al inicio del tiempo de campañas, con lo que además cometió actos anticipados de campaña. Muchos ilícitos en una sola pieza de propaganda.

Patricia Durán, Naucalpan, Estado de México

La alcaldesa morenista de Naucalpan se hizo viral el 2 de abril pasado cuando, durante la jornada de vacunación contra COVID-19 en su municipio, la persona al micrófono pidió “un aplauso” tanto para ella como para el propio presidente Andrés Manuel López Obrador por el mérito de haber llevado las vacunas. Esto ocurrió en el módulo de dicho municipio, y fue gente del equipo de Durán quien difundió que la alcaldesa se encontraba “supervisando” la vacunación a adultos mayores. Claramente, un uso electoral de un programa social.

Patricia Chiu, El Mante, Tamaulipas

El 9 de mayo pasado, medios tamaulipecos reportaron que la policía local aseguró un tráiler lleno de despensas y propaganda electoral de Morena, mientras su contenido se descargaba en el domicilio de Rigoberto Rodríguez, coordinador de campaña de Patricia Chiu, aspirante a presidenta municipal de El Mante.

Dolores Padierna, Cuauhtémoc

El 7 de mayo, la actriz Laisha Wilkins documentó en video cómo un grupo de promotores de la aspirante a gobernar la alcaldía de Cuauhtémoc, Dolores Padierna, colocaba su propaganda encima de la de la aspirante del PRD, Sandra Cuevas.

Los promotores no solo incurrieron en una falta, al obstaculizar la propaganda de un adversario político, sino que además agredieron a Wilkins por grabarlos.

Clara Luz Flores, Nuevo León

El 14 de abril, la ya de por sí lastimada candidatura de Clara Luz Flores tuvo un nuevo golpe cuando se difundió un video donde se la oye decir, a la puerta de una casa, en conversación con una persona:

“Ya nos comprometimos en muchos programas, va a ser el metro gratis, va a haber muchas cosas… ¿Ya se vacunó?… ¿Cuándo le toca? … Pues para esas vacunas hizo un esfuerzo importante el presidente para traerlas y darlas gratis, ésas son directo del presidente. ¿Y recibe el apoyo del presidente? ¡Ah!, pues mire, por eso yo quiero hacer equipo con él y la única forma de hacer un cambio verdadero es seguir con las políticas del presidente. Le encargo que vaya a votar por mí y por todos los de la coalición, y que se lleve a toda la familia”.

Este ha sido el caso más explícito de uso electoral de programas sociales y de uso de la figura o peso simbólico de un servidor público.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de la República

Naturalmente, este recuento no estaría completo si no se menciona al propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y sus ya numerosas violaciones a la veda electoral.

Podemos recordar que en varias conferencias mañaneras ha presumido la magnitud de los apoyos que dan sus programas sociales. Que ha atacado directamente a la oposición, llamándola de manera genérica “el partido conservador”.

Que exhibió la supuesta “compra de votos” por parte del candidato de Nuevo León Adrián de la Garza y que admitió, sin ambages, que “¡Claro que sí!” estaba metiendo las manos en el proceso electoral.

Esto se añade a sus ataques en contra del INE, que llevan muchos meses, su propuesta de que los partidos políticos vean reducidos sus presupuestos, para debilitarlos. El despliegue de elementos policíacos y militares para “evitar el fraude” el próximo 6 de junio. La advertencia de que él se encargaría de impedir que se hiciera fraude, ya que el INE no es confiable.

Por supuesto, a lo anterior se agrega su afán de apoyar la candidatura de Félix Salgado Macedonio a la gubernatura de Guerrero, para lo cual maniobró políticamente para obtener el apoyo del presidente del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, José Luis Vargas.

Con información de etcétera

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s